Ley de Segunda Oportunidad

La Ley de Segunda Oportunidad ayuda tanto a particulares como autónomos, en dificultades económicas por no poder afrontar los pagos de sus deudas y que están perdiendo su patrimonio por las reclamaciones de esos impagos.

¿Cómo es el proceso?

Intermediación extrajudicial.

Antes de llegar a vía judicial, se propone una intermediación para alcanzar un acuerdo de pago entre el deudor y quienes reclaman las deudas, bajo la tutela de un mediador concursal.

En el caso de no llegar a un acuerdo entre el deudor y el acreedor, se podrá solicitar de forma voluntaria que el proceso entre en vía judicial.

Vía Judicial

Si no se llega a ningún tipo de acuerdo, el siguiente paso a seguir es la vía judicial con la apertura del concurso de acreedores, en la que el juez puede cancelar la deuda que hemos contraído.

El juez puede librarnos de la deuda siempre que cumplamos las siguientes condiciones:

  • No tengamos dinero ni otros activos para afrontar las deudas.
  • Demostrar que obramos de «buena fe».

«Buena fe»

Se considera actuar de «buena fe» si hemos realizado los siguientes pasos:

  • Haber intentado alcanzar un acuerdo extrajudicial antes de acudir al concurso de acreedores.
  • No ser considerado culpable en el concurso de acreedores.
  • No haberse beneficiado de la Ley de Segunda Oportunidad diez años atrás de la petición actual.
  • Haber sido no condenado por delitos contra el patrimonio, orden socioeconómico, de falsedad documental, contra la Hacienda Publica y la Seguridad Social o contra los derechos de los trabajadores.

¿Quién me puede asesorar?

En LEX Consultores le podemos ayudar a lograr sus objetivos que la Ley de Segunda Oportunidad proporciona a los autónomos y particulares que la necesitan.

Post relacionados

IRPH

¿Me va a afectar el cambio del IRPH?¿De qué manera?¿Cómo puedo reclamar? Le explicamos de forma sencilla estas preguntas. Actualización (3 de Marzo...